Los científicos avisan: luchar contra el cambio climático no solo es reducir CO2

Diez expertos reflexionan sobre este reto en el libro de Fundación Naturgy ‘Cambio Climático. Bases científicas y cuestiones a debate’.

Diez científicos internacionales reunidos por Fundación Naturgy en su última publicación sostienen que “los objetivos del Acuerdo de París aún son técnicamente viables, además de económicamente favorables”. Sin embargo, “no basta con plantear objetivos de reducción de emisiones”. En su análisis señalan que “parte del cambio climático parece inexorable y es necesario desarrollar estrategias de adaptación a los previsibles e inevitables impactos”.

La publicación ‘Cambio Climático. Bases científicas y cuestiones a debate’, elaborada en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, busca concienciar sobre la complejidad que entraña el reto del cambio climático.

Los académicos consideran que “es necesario plantear soluciones sistémicas, considerando las ciudades en su conjunto, las cadenas de valor industriales, las economías agrícolas de forma regional, y los mercados de capital y sistemas financieros como problemas climáticos complejos”.

Energía renovable

Según los autores, la humanidad ha desarrollado grandes avances tecnológicos en la mitigación de emisiones de algunos sectores como la generación de energía, hasta el punto de haber implementado sistemas de generación eléctrica 100% renovables. “Sin embargo, esto no es suficiente, porque la transformación necesaria es mucho más amplia y conlleva la necesidad de cambios de comportamiento y modificaciones en los sistemas completos”.

Coinciden en que “estas transformaciones han de tener a las personas y las sociedades en el centro: son la principal causa del cambio climático y la principal solución”.

Si no se quiere comprometer a las generaciones futuras, los expertos afirman que esta transformación sólo se puede hacer con “innovación sistémica, es decir, no sólo innovación tecnológica, sino también social, política, económica, financiera e institucional”.

Ribera: “Transformación transversal”

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha participado en la presentación de la publicación, y ha coincidido con los expertos en que es necesaria “una transformación transversal que abarca todo, empezando por el sector energía”.

A lo que ha añadido: “pero no solo; hay que implicar al conjunto de la economía, a la producción industrial, a la ordenación del territorio, a la fiscalidad, a la capacidad que tenemos para construir ciudades mucho más sostenibles”. Además, también es necesario que esté el sector financiero, que tiene que pensar el riesgo y la oportunidad de otra manera, y disponer de instrumentos llave en mano que faciliten las decisiones individuales junto con las señales regulatorias que ofrezcan los gobiernos”.

Ribera ha destacado también la dimensión exterior del reto. “Los impactos del cambio climático fuera de nuestras fronteras acabarán también teniendo consecuencias dentro de las nuestras”. Y serán “a través de esos vectores de transmisión que compartimos: producción industrial en terceros países, hambrunas o problemas de fenómenos meteorológicos extremos en terceros países, o necesidad de cambio revolucionario en el ámbito industrial, que también afectará a nuestra producción nacional”.

La ministra apeló a ser congruentes entre el corto, el medio y el largo plazo. “Hay soluciones que hoy ya están disponibles y otras que probablemente no, pero empezar a trabajar sobre ellas nos permitirá acelerar el ritmo de descarbonización y también, evidentemente, la capacidad de construir resiliencia frente a los impactos del cambio climático”.

Métodos alternativos

El presidente de la Fundación Naturgy, Rafael Villaseca, por su parte, ha destacado la importancia de ahondar en la comprensión del cambio climático, sus principios, la ciencia que lo sustenta y las cuestiones clave que rodean el tema desde otras perspectivas, como la socioeconómica o la del debate político.

“Todo ello también ayudará en la búsqueda de métodos alternativos para mitigar sus efectos y una mayor eficiencia en la aplicación de las soluciones”, ha afirmado.

Los científicos que han respondido a estas cuestiones son: Rafael Borge, director del Laboratorio de Modelización Ambiental en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid; Kirsten Dunlop, CEO de Climate-KIC; Dieter Gerten, profesor de cambio climatológico global e hidrología de la Humboldt-Universität de Berlín; Howard Herzog, ingeniero investigador principal de la MIT Energy Initiative; Rubén Juanes, profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y director del Henry L. Pierce Laboratory for Infrastructure, Science and Engineering; José Manuel Moreno, catedrático de Ecología en la Universidad de Castilla-La Mancha y antiguo Vice-Chair WG2-IPCC; y Asunción St-Claire, miembro del EC Mission Board on Climate Change Adaptation.

La publicación ha sido coordinada por el profesor de Universidad Politécnica de Madrid, Julio Lumbreras, y cuenta también con la participación del catedrático del Departamento de Organización Industrial de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI, Pedro Linares, y el director de Investigación de IHCantabria, Iñigo Losada.

Fundación Naturgy

Este nuevo libro forma parte de las actividades que la Fundación Naturgy realiza sobre temáticas relacionadas con la energía y el medio ambiente, desde el debate serio y riguroso, con el objetivo fundamental de promover el uso racional de los recursos energéticos y fomentar un desarrollo sostenible. La Fundación, creada en 1992 por la compañía energética, también desarrolla programas de acción social, tanto en el ámbito nacional como internacional, incidiendo especialmente en actuaciones destinadas a paliar la vulnerabilidad energética.

Fuente: Invertia, El Español