Europa ha vivido un febrero 2 grados más cálido que el de los últimos 30 años

EFEVerde- Europa acaba de vivir un mes de febrero dos grados más cálido que el promedio de la última treintena, según el programa europeo de observación Copernicus, que ha constatado además que la extensión diaria del hielo marino de la Antártida ha alcanzado su mínimo histórico para ese mes.

Los últimos datos publicados por el Servicio de Cambio Climático de Copernicus revelan que la temperatura media del aire en el mundo durante febrero de 2022 ha sido 0,2 ºC mayor que la registrada en el mismo mes durante el periodo de 1991-2020, una anomalía más acusada en el norte y oeste de Rusia, en zonas del océano Ártico, donde las temperaturas se superaron «con creces», han aseverado desde Copernicus en un comunicado.

En Europa, los valores de febrero estuvieron hasta 2 ºC por encima del promedio de los últimos treinta años, mientras que en China y «grandes áreas» de Norteamérica, la temperatura del aire fue inferior a la habitual para ese mes en los treinta años anteriores.

Con todo, no se superó la temperatura media de febrero de 2016, 2017 y 2020 -tres años considerados entre los más cálidos de la historia- según los registros, que equiparan los valores de febrero de 2022 con los del mismo mes en 2019.

El invierno boreal (desde el mes de diciembre hasta febrero) ha sido en general más caliente de lo normal, con temperaturas «bastante por encima de la media» en el sureste de Europa y el oeste de Asia, aunque inferiores a la media en una parte de Canadá.

Europa en su conjunto ha pasado un invierno 1 ºC más cálido que la media en el periodo de referencia (1991-2020).

La extensión del hielo marino, en mínimos

Las mediciones de este programa implementado por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo reflejan también que la extensión diaria del hielo marino en torno a la Antártida alcanzó su mínimo histórico para un mes de febrero, con niveles récord (a la baja) que se mantuvieron durante varios días, explica la científica de Copernicus Freja Vamborg.

Por otro lado, la media mensual de la extensión de hielo marino antártico se situó un 27 % por debajo de la media para ese mes, y fue la segunda más baja desde 1979.

En cuanto al Ártico, la extensión de hielo marino allí fue un 2 % inferior a la media de las últimas tres décadas, «continuando la pauta de extensiones por debajo de la media, pero no extremadamente bajas, observada desde julio de 2021», precisan desde Copernicus.