El destino de los océanos depende del control de las aguas residuales y los desechos, advierten expertos y diplomáticos

Traducción de artículo publicado en Reuters

BRASILIA, 16 mar (Reuters) – Los océanos del mundo se están asfixiando por la falta de oxígeno provocada por el calentamiento global y la contaminación humana por aguas residuales y desechos industriales, y nos estamos quedando sin tiempo para solucionar el problema, advirtieron el miércoles expertos y diplomáticos.

En una reunión preparatoria en Brasilia para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos en junio, destacaron que salvar los océanos requiere resolver las necesidades de agua potable y saneamiento en tierra para detener los vertidos incontrolados en el mar.

«La vida de uno depende de la salud del otro», dijo Catarina de Albuquerque, directora de Saneamiento y Agua para Todos, una asociación patrocinada por la ONU dedicada a lograr la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento.

El aumento de la temperatura del agua está acelerando la pérdida de oxígeno que sustenta la vida marina, advirtió.

Además de la advertencia global, el aumento de la carga de nutrientes de la agricultura, las aguas residuales y los desechos industriales, incluida la contaminación por la generación de energía con combustibles fósiles, está acelerando la reducción de oxígeno en las áreas costeras que se convierten en «zonas muertas» para los peces.

La gestión de aguas residuales y desechos es esencial para salvar a los océanos de una catástrofe, pero los gobiernos aún no ven la interrelación con el destino de los océanos, dijo Albuquerque, ex relator especial de las Naciones Unidas sobre agua y saneamiento.

“Los ecosistemas costeros se han convertido en reservorios de aguas residuales y nutrientes, creando vastas zonas muertas. Los desechos plásticos están asfixiando los mares”, dijo Silvia Rucks, coordinadora residente de la ONU en Brasil, en la reunión organizada por la embajada de Portugal.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos (UNOC) se llevará a cabo en Lisboa del 27 de junio al 1 de julio y será copatrocinada por Portugal y Kenia.