Recurso natural: Litio

1.1.  Qué es el litio, dónde se encuentra y quién lo produce

El litio es el mineral y elemento solido más ligero que existe en el universo. Al igual que el resto de minerales alcalinos, es altamente inflamable y reactivo. Mineral altamente soluble, se encuentra en el agua del océano y puede extraerse de las salmueras (agua con una alta concentración de sal). También se encuentra en la roca dura (petalita o la espodumeno) aunque se considera de menos calidad que el obtenido de las salmueras.

Junto al cobalto, las tierras raras y otros minerales, es un recurso natural esencial, pero no renovable, que forman parte de la cadena de suministros de las baterías para los coches eléctricos, móviles y otros instrumentos digitales que ya forman parte de nuestro día a día. Así es. El litio está en todas partes. Si tienes un vehículo eléctrico, un teléfono móvil o un portátil, estás haciendo uso de una de las revoluciones tecnológicas de los últimos 30 años: las baterías de iones de litio.

Según el último estudio de Bibienne, T. et al., publicado en agosto del 2020, el litio es un componente clave de muchos materiales, procesos y tecnologías modernos. Históricamente, el litio se ha utilizado en procesos de producción industrial para reducir la temperatura de fusión del vidrio y el aluminio, se ha utilizado en aplicaciones como la producción de tritio para el arsenal nuclear y se ha utilizado en el tratamiento del trastorno bipolar (también conocido como depresión maníaca): el litio era un componente clave y un ‘habilitador tecnológico’ en muchas áreas. Desde su uso en aeronaves críticas y lubricantes de Fórmula 1, las grasas a base de litio representan hoy más de las tres cuartas partes de los lubricantes en el mercado. El litio ha permitido la fabricación de vitro-cerámicas de expansión ultra-baja, que ahora cubren la mayoría de las estufas y otras aplicaciones industriales y de alta tecnología, como la óptica de telescopio ultra-grande. Este mineral, también fue una herramienta importante en aplicaciones militares (por ejemplo, diseño de bombas de hidrógeno), lo que condujo a una reserva de alrededor de 40.000 toneladas de hidróxido de litio en los EEUU hasta aproximadamente 1996.

También ayuda a muchas personas a vivir una vida mejor a través de su aplicación farmacéutica para el tratamiento del trastorno bipolar y es uno de los pocos fármacos con un efecto anti-suicida probado. Recientemente, sin embargo, el mercado del litio se ha visto dominado por las baterías recargables. A principios de 2020, se anunciaron y se estaban construyendo ya proyectos de fabricación de baterías del tamaño de más de cien gigavatios hora (GWh) en el mundo, principalmente para apoyar el despliegue de vehículos eléctricos. El litio ha tenido un papel cada vez más importante en nuestra sociedad al permitir un almacenamiento de energía seguro, limpio y portátil, gracias a M. Stanley Whittingham, John Goodenough y Akira Yoshino (y todos los que están detrás), co-ganadores del premio Nobel de química en 2019. Para hacernos una idea, en el año 2000 las baterías recargables representaban solamente un 5% del mercado del litio, mientras el pasado 2019 representaron más de la mitad (Ver ilustración 14) (Thomas Bibienne, 2020).

El estudio también confirma que si bien la batería de iones de litio es una tecnología madura, quedan muchas oportunidades para mejorar aún más su rendimiento, ciclabilidad y seguridad en el futuro previsible. Aunque los mercados de litio han sido pequeños en el pasado, la creciente demanda impulsada por la tecnología de baterías de iones de litio requiere numerosas fuentes nuevas y está transformando una cadena de suministro históricamente segmentada en un negocio mucho más integrado (Thomas Bibienne, 2020). 

La creciente demanda por el oro blanco, nombre con el que se denomina el litio, ha ocasionado una fiebre exploratoria que hace que se sigan encontrando reservas de este mineral.  Una de las regiones más importantes es la conocida como “El triángulo del Litio” que se encuentra entre los países sudamericanos Argentina, Bolivia y Chile. De hecho, según el artículo científico publicado por Felix M. Dorn y Fernando Ruiz Peyré denominado “Lithium as a Strategic Resource: Geopolitics, Industrialization, and Mining in Argentina”, las mayores reservas mundiales de litio se encuentran en la zona mencionada (Felix M. Dorn, 2020).

La producción actual

Los últimos datos recogidos en nuestra investigación confirman que la producción mundial de litio en 2019 se situó en alrededor de las 80.000 toneladas. Sin embargo, no hay pocos analistas que vaticinan que para el 2025 se llegue a duplicar esta producción actual. Todo ello debido a que se espera que la fabricación de baterías se acelere en los próximos años, en particular a medida que los vehículos eléctricos se hagan más frecuentes en los mercados clave que buscan descarbonizar su economía, como es el caso del mercado europeo.

En el ranking de los mayores productores se encuentra actualmente Australia, país que ya tiene proyectos en operación y un despliegue histórico importante. Sin embargo, los estudios confirman que con los recursos inferidos y las reservas probadas del “triángulo del litio” de América del Sur, estos países pasarían a ser los mayores productores del mundo.

Según el último informe del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), los seis principales países productores de litio del mundo en 2019 son los siguientes (U.S. Geological Survey, 2020):

  1. Australia (42.000 toneladas): Australia es, con mucho, el principal productor mundial de litio, con una producción de 42.000 toneladas en 2019. La extracción de litio en el país proviene en gran parte de la minería de roca dura de espodumeno, un mineral que contiene altos niveles de litio, así como de aluminio. La mina de litio de Greenbushes en Australia Occidental (operada por una empresa conjunta entre la estadounidense Albermarle y la China Tianqi Lithium) se considera el mayor proyecto del mundo para extraer este metal. Aunque es el mayor productor mundial, Australia sólo tiene la quinta mayor reserva de litio conocida en el mundo, estimada en 6,3 millones de toneladas.
  2. Chile (18.000 toneladas): Chile ocupa el segundo lugar en la lista. De los tres países que componen el triángulo del litio, la nación mencionada ha hecho los progresos más exitosos en el desarrollo de su vasto recurso natural a escala comercial. Tiene la tercera reserva más grande del mundo del metal, con un total de alrededor 9 millones de toneladas. La extracción de litio en Chile, al igual que en otros países sudamericanos, se realiza principalmente mediante la evaporación solar de enormes piscinas de salmuera. El Salar de Atacama es un recurso clave para la nación, y algunas de las principales compañías mineras de litio del mundo han establecido operaciones allí, incluyendo Albermarle y SQM de Chile.
  3. China (7.500 toneladas): La producción de litio en China aumentó ligeramente con respecto al año anterior. Este país es el mayor consumidor de litio del mundo, debido al tamaño de su industria de fabricación de baterías para vehículos eléctricos y electrónica de consumo. Para complementar su producción interna, China (junto con Corea del Sur y Japón) se encuentra entre los principales importadores de litio del mundo, gran parte del cual se obtiene de productores australianos. La empresa de litio Tianqi y Ganfeng son dos de los mayores productores chinos del metal, con operaciones mineras tanto nacionales como extranjeras.
  4. Argentina (6.400 toneladas): Parte del famoso triángulo del litio, esta nación sudamericana también alberga las segundas reservas conocidas más grandes del mundo, con 17 millones de toneladas concentradas en vastas salinas en el noroeste del país. El Salar del Hombre Muerto es un notable recurso de salmueras de litio en Argentina. Muchas empresas han mostrado interés en invertir en la industria argentina del litio en los últimos años, pero la inestabilidad financiera del país y los problemas para encontrar los conocimientos técnicos adecuados han sido hasta ahora un obstáculo para un progreso más rápido, dado el tamaño de sus reservas.
  5. Zimbabwe (1.600 toneladas): La única nación africana en esta lista, Zimbawe mantuvo el mismo nivel de producción que el año anterior. La extracción de roca dura del mineral de litio es el método dominante utilizado en el país. La mina Bikita, en la provincia de Masvingo, en el sur del país, es la mayor mina de litio en funcionamiento de Zimbabwe, y ha estado activa desde la década de 1950. El Proyecto de Litio Arcadia, una empresa dirigida por el minero Prospect Resources, con sede en Australia, está a punto de estar listo para su comercialización. La mina tiene su sede justo al este de la capital Harare, en el norte de Zimbabwe. La industria minera contribuye de manera significativa a la economía nacional de Zimbabwe, aunque el país ha sido históricamente más conocido por su producción de metales preciosos como el oro y el platino que por el litio.
  6. Portugal (1.200 toneladas): Portugal es la sexta nación productora de litio del mundo y el primer productor entre los países europeos. Según datos del USGS, el país posee alrededor de 250.000 toneladas de recursos de litio y 60.000 toneladas medidas en reservas mineras. El Proyecto de Litio Mina do Barroso, en el norte de Portugal, propiedad de Savannah Resources, con sede en el Reino Unido, y operado por ella, es el depósito de litio más importante de Europa. Es un yacimiento de roca dura, en concreto de espodumeno.
Por: Cristina Costa Salavedra