Cribado, supervivencia y mortalidad en cáncer

9.1. Cáncer colorrectal 

Europa: El cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte más común entre hombres en la UE después del cáncer de pulmón, y la tercera más común entre mujeres. Un creciente número de países europeos han adoptado programas de cribado gratuitos de cáncer colorrectal en los últimos años, eligiendo gente entre los 50-60 años. En la mayoría de países que usan test de sangre oculta en heces, el cribado se ofrece cada 2 años. La frecuencia de cribado es menor para otros métodos de cribado como la colonoscopia, que se suele ofrecer cada 10 años. Estas diferencias dificultan la comparación internacional de los cribados. Según datos recogidos en 2014, menos de la mitad de la población entre 50-74 años en la UE dicen haber sido cribados por cáncer colorrectal mediante el test de sangre oculta en heces. 

Los últimos avances en diagnóstico y tratamiento como la quimioterapia combinada han contribuido a aumentar la supervivencia en la última década. De media en la UE, la supervivencia a los 5 años ha aumentado del 54% al 60% entre el 2000 y 2014. La supervivencia ha aumentado especialmente en Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovenia. Aún así, las diferencias de supervivencia tras el diagnóstico entre países de la UE son mayores que para otros cánceres, lo que indica un gran margen de mejora en la detección precoz y el tratamiento, sobre todo en los países del Centro y el Este de Europa. 

Las tasas de mortalidad por cáncer colorrectal han disminuido de media un 10% en la UE entre el 2000 y 2015. Esta reducción ha sido mayor en Austria, Bélgica, República Checa y Alemania con una reducción de la mortalidad superior al 30%. Aun así, la tasa de mortalidad ha aumentado en Rumania y Croacia, reflejando una mayor incidencia (OECD, 2018). 

9.2. Cáncer de mama: El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en mujeres en toda la UE, con más de 400.000 casos diagnosticados cada año. La mayoría de países europeos han adoptado programas de cribado de cáncer de mama como una manera efectiva de detección temprana. Recientemente se ha generado preocupación por los resultados falsos-positivos, por lo que estos programas han sido reevaluados. La OMS recomienda actualmente los cribados poblacionales mediante mamografía en mujeres entre 50 y 69 años. El mayor porcentaje de cribado de cáncer de mama se encuentra en Suecia, Finlandia y Dinamarca, y el menor porcentaje se encuentra en Rumania, Bulgaria y Letonia. De media entre 2006 y 2016, la proporción de mujeres que se les ha realizado cribado de cáncer de mama ha aumentado del 54% al 58%. Aun así, la tasa de cribados ha disminuido en varios países y por ello el porcentaje de aumento mostrado es bajo, debido a la preocupación sobre el posible daño de la mamografía en los senos, aunque varios estudios muestran mayor beneficio que riesgo. 

Todos los países del oeste de la UE han alcanzado una supervivencia a los 5 años de al menos el 80%, pero la supervivencia es más baja en los países del Este. De media en la UE, la supervivencia a los 5 años ha aumentado del 79% al 83% entre 2005 y 2015. 

La tasa de mortalidad por cáncer de mama ha disminuido en la mayoría de la UE, de 39 a 33 por cada 100.000 mujeres entre el 2000 y 2015. Esta reducción ha sido mayor en Dinamarca y Malta. Croacia es uno de los pocos países donde la tasa de mortalidad por cáncer de mama ha aumentado desde el 2000, siendo en 2015 el país con más mortalidad (OECD, 2018). 

9.3. Cáncer de cérvix: Más de 100.000 mujeres en la UE se diagnostican cada año con cáncer de cérvix. Este tipo de cáncer es altamente prevenible si se detecta en sus primeros estadios antes de su progresión. La incidencia del cáncer de cérvix se vería reducida con la vacunación contra varios tipos de VPH (Virus del Papiloma Humano), hallados en más del 90% de los casos. 

En la mitad de los países de la UE, el diagnóstico temprano del cáncer cervical es abordado mediante programas de cribado poblacional o screening. Para la prevención, la OMS recomienda la vacunación del VPH en niñas entre 9 y 13 años. La mayoría de países europeos ya disponen de programas nacionales de vacunación contra el VPH, pero las poblaciones de interés son más amplias, basándose en evidencia epidemiológica y el balance coste-beneficio específico para cada país. 

De media entre 2005 y 2015, la proporción de mujeres de entre 20-69 años que se les ha realizado cribado de cáncer de cérvix ha aumentado del 56% al 61%. El mayor porcentaje de cribado se encuentra en Austria y Suecia, y el menor porcentaje se encuentra en Letonia y Rumania. 

La media de supervivencia en cáncer de cérvix en la UE en 2015 era del 63%, con poca variación respecto el 61% en 2005. La variación entre países ha disminuido, habiendo aumentado la supervivencia en los países con peores cifras. Del mismo modo, la tasa de mortalidad por cáncer de cérvix ha disminuido de 6.0 por cada 100.000 mujeres a 5.1 entre 2005 y 2015. La incidencia permanece alta en varios países de Europa Central y del Este, lo que indica la necesidad de una mayor atención a las políticas de prevención, diagnóstico temprano y tratamientos efectivos (OECD, 2018).

 Por: Diana Vidal